Escoge la mejor mampara de ducha para baños pequeños

Cuando estás amueblando el baño o decidiendo que tipo de ducha instalar, siempre aparecen un montón de dudas. Lo primero que debes tener en cuenta es el espacio que tienes disponible. A partir de ahí, podrás decidir qué se puede incluir y qué es imprescindible para ti. Si el tamaño de tu baño es grande o mediano tendrás más libertad a la hora de incluir muebles u objetos. Si, por el contrario, el tamaño es más reducido, tendrás que tener más cuidado a la hora de amueblarlo para aprovechar al máximo el espacio. Sigue leyendo este post y te enseñaremos cómo puedes aprovechar al máximo el espacio en baños pequeños.

¿Qué mampara te ofrecerá más espacio en tu baño?

Lo primero que debes tener en cuenta es que para los baños reducidos la mejor opción es la ducha. No te quita tanto espacio como una bañera y puedes establecer el tamaño que desees.

Maximiza el espacio con platos de ducha al ras del suelo. Si ya te has decidido por una ducha ahora debes intentar sacarle el mayor rendimiento y que te ocupe el menos espacio posible. Con la opción de establecer el plato de ducha al ras del suelo consigues dar más sensación de amplitud. No cuentas con muchas partes que delimiten la superficie por lo que no te ocupará espacio de forma innecesaria.

Este tipo de plato de ducha también es muy cómodo. Al no tener ningún tipo de obstáculo es una opción ideal para que acceda cualquier persona mayor o con alguna invalidez. En este estilo de ducha se suele optar por mamparas de vidrio en un lateral, ya que se suele dejar una zona abierta, sin necesidad de incluir una puerta.

Aprovecha las esquinas. Otro truco que puede servirte para disfrutar aún más del espacio es aprovechar ese rincón que tienes en el baño y que no utilizas. En este caso te proponemos que instales la ducha en esa esquina. En las duchas de esquina puedes escoger dos tipos de formas de mamparas, cuadradas o redondas. Para ocupar menos espacio nuestro consejo es que apuestes por las cuadradas, que sean de vidrio y con una puerta que se abra hacia fuera. Con esta última opción lograrás crear más amplitud porque no parecerá un espacio cerrado, y la mampara no te quitará mucho espacio porque se situará sobre el plato de ducha.

Mamparas sin marco. En todas las opciones que te hemos planteado anteriormente, para conseguir mayor amplitud, las mamparas sin marco son la mejor opción. Con este tipo de diseño conseguirás un estilo elegante y estilizado. Además, aprovecharás más el espacio porque no necesitarás instalar juntas o railes por los que se mueva la mampara. Conseguirás una imagen más limpia y minimalista, añadiendo un toque de diseño.

Escoge la mampara que mejor se adapte a tu ducha y a tu baño. Intenta sacarle el máximo partido y lograrás ganar más espacio a tu pequeño baño.