ACCESORIOS IMPRESCINDIBLES PARA TU DUCHA

Seguramente te habrás dado cuenta de que el cuarto de baño es una de las estancias en las que más cosas hay. No en vano, es uno de los cuartos de toda casa que tiene un montón de finalidades. El baño no solo es un aseo, también es un tocador, un spa improvisado o incluso un taller para hacer ciertas tareas. Al final, el resultado suele ser que el cuarto de baño acaba quedando a medio camino entre cuarto de baño y almacén de todo tipo de cosas.

En consecuencia, es importante establecer una jerarquía. Deciridir cuáles son los elementos más importantes del baño, tanto estéticos como funcionales, y crear una disposición y un sistema de funcionamiento en base a ello. Por eso, en este post encontrarás una lista de los accesorios de baño de los que no puedes prescindir en tu cuarto de baño.

Tanto a nivel estético como práctico, estos accesorios tienen un fin. Comenzamos.

Un espejo con aumento, que te ayude a mantener tu piel intacta

Un espejo con la capacidad de aumentar es un must have en todos los cuartos de baño. Con él, puedes cuidar tu piel con mucha más precisión, además de maquillarte o depilarte como es debido.

Es cierto que la mayoría de los cuartos de baño cuentan ya con espejos sobre el lavabo o frente a la ducha, pero este espejo es una ayuda adicional en este sentido. Si te preocupa que ocupe demasiado espacio, siempre tienes la opción de colgarlo de la pared y hacerlo extensible, para sacarlo cuando lo necesites y que no ocupe nada cuando no lo estés usando.

Una repisa toallero, para que quede claro donde dejar las toallas

Porque si no pones una repisa o unos ganchos para dejar las toallas, cada uno va a dejarlas donde les parezca. Especialmente si tienes invitados. Así que lo importante es decidirse por un toallero a modo de repisa o unos ganchos para dejar ahí las toallas. Especialmente recomendables resultan los ganchos detrás de la puerta de entrada, porque no ocupan casi espacio y pueden quedar muy chic.

Una papelera, porque hay que ser respetuosos con el medio ambiente

Cuando no tienes una papelera, te arriesgas a que la gente tenga que ir hasta la papelera de la cocina a tirar sus desperdicios, o peor todavía: a echarlos por el váter. De esta manera, se gasta agua de una forma verdaderamente ridícula. Y teniendo en cuenta que el agua es cada vez un recurso más preciado y escaso, realmente hay que prestarle atención a este asunto.

¿Y cómo se resuelve el problema? Pues con una papelera, un accesorio muy práctico y que, si la colocas debajo del lavabo o en un rinconcito, no debería darte ningún problema de espacio.

Un recipiente en la esquina de la ducha, para tenerlo todo en el mismo sitio

¿No sabes dónde colocar la enorme cantidad de champuses, esponjas, geles de baño y demás que tenéis en el baño? Coloca un contenedor de metal que haga esquina dentro de la ducha. Son una opción cómoda y rápida para dejar todas las cosas que empleas mientras te duchas en un mismo lugar.

De esta manera, lo tendrás todo organizado. Además, es una opción más estética que dejar que los productos de higiene personal campen por las cuatro esquinas de la ducha.