Baño en San Valentín, cómo decorar un baño romántico

El Día de los Enamorados está a la vuelta de la esquina, y ya sabes lo que eso significa… ¡Es momento de tener un detalle especial con tu pareja! ¿Has pensado en cambiar tu baño en San Valentín? No nos extraña, es una alternativa perfecta para pasar el 14 de febrero con un toque romanticón e inolvidable.

Pero, ¿sabes cómo decorar un baño romántico? Si no es así, no te pierdas nuestro nuevo post. En Conducha te damos las claves para crear un espacio en el que desconectar y relajarte, dando rienda suelta a la pasión. ¡Toma nota!

Spa en casa, un baño relajante con sales

Si tienes una bañera en tu cuarto de baño, puedes sorprender a tu pareja preparando un relajante e irresistible baño con sales. Sin duda, una alternativa excelente envuelta de aromas afrutados y jabones con los que crearás un verdadero spa en casa.

No obstante, si no dispones de una bañera, la ducha también te ofrece un baño relajante para dos. La cromoterapia, una columna de hidromasaje… ¡Los límites los pones tú!

La ambientación en un baño romántico

Si estás pensando en crear un baño romántico, los obsequios anteriores no son suficiente. ¡Tienes que preparar la estancia en todos los aspectos! No sólo bastará con incorporar detalles temáticos del día de los enamorados, también es necesario crear un ambiente adecuado.

Un buen ejemplo para conseguirlo son los accesorios de baño como toalleros de pie. De una manera sencilla y sofisticada, aportarás elegancia, lujo y comodidad. Para seguir sumando puntos, tampoco puedes dejar de lado los pétalos de rosa, un clásico que nunca falla. Colócalos desordenadamente por el suelo o en recipientes de cristal.

Cómo no, las velas son otro must have de cualquier escenario romántico. Son la base de la experiencia sensorial y aportan un suave olor que induce al máximo de relajación.

Toallas y textiles en baños románticos por San Valentín

Sabes de sobra que el color rojo es el sinónimo de la pasión y el amor por excelencia. Por ello, introdúcelo en tu baño romántico a través de las toallas y textiles. Según el ambiente, elige tonos más suaves o intensos. También puedes añadir estos elementos con el color favorito de tu pareja.

Música de fondo para un baño en San Valentín

Cómo no, el broche de oro lo pone la música. Ambientar el baño con sonidos relajantes ayudará a llegar aún más al confort y crear una atmósfera insuperable para la pareja. Elige canciones instrumentales que inciten a esto o con letras relacionadas con días felices.

¿Lo has apuntado bien? ¡Genial! Esperamos que tú y tu pareja disfrutéis de un baño romántico excelente con nuestros tips. Si quieres ir más allá y reformar la estancia para que sea una oda al romanticismo todos los días del año, contáctanos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!