Cómo conseguir un baño acorde a nuestro estilo de vida

Puede que, cuando comprases tu casa, el baño fuese muy moderno. Sin embargo, al igual que ocurre con las viviendas de nuestros abuelos y nuestros padres, el paso de los años no le hace justicia. Puede deberse a que el lavabo es demasiado bajo, la ducha es anterior a la invención de la válvula termostática o por la escasa iluminación… Reformar un baño puede hacer de tu hogar un espacio más agradable, y en Conducha queremos darte los mejores consejos para que sea acorde a tu estilo de vida. ¡No te los pierdas!

Prescinde de la bañera y pásate al plato de ducha

Durante muchos años, la ducha siempre ha sido la primera opción, a pesar del poco uso que se podía hacer de ella, el coste de su instalación o el espacio que ocupaba. Era un must have de cualquier baño.

Sin embargo, los tiempos han cambiado, y nosotros lo agradecemos. Todo el vacío que deja la bañera a su paso es totalmente cubierto por las ventajas del plato de ducha. Sin duda, una alternativa para optimizar espacio, ahorrar económicamente y facilitar la higiene, entre otros aspectos.

Vigila la altura, un imprescindible de interiorismo

Hasta hace unos años, era normal que el lavabo tuviese unos 75 cm de altura. Sin embargo, el estándar ha cambiado con el paso del tiempo, incrementándose hasta los 85 cm. Teniendo esto en cuenta, nosotros recomendamos optar por un mobiliario personalizado que se adapte a nuestras necesidades.

Por otro lado, los muebles suspendidos o flotantes también son una opción ideal, ya que permiten que la altura de su ubicación se adapte totalmente a nosotros. Basta con asegurarte de contar con el suficiente apoyo en la pared, evitando así que se descuelgue.

Crea un rincón de confort para el espacio

Ya hemos dicho en más de una ocasión que el baño es una estancia dedicada al confort, descanso e intimidad. Por ello, te aconsejamos añadir un rincón en el que conseguir este ambiente reconfortante. Un asiento, por ejemplo, no es sólo un lugar en el que disfrutar más de tu ducha, sino para servirte de apoyo en otras tareas.

Si tu ducha es demasiado pequeña como para incorporarlo, opta por una banqueta plegable.

Amplia la visión, amplia espacios

Puede que no lo incluyeses en tus planes, pero una ducha abierta o a ras del suelo es una reforma que no puedes perder de vista. Sin duda, una opción con la que podrás envejecer con dignidad.

Por otro lado, también te aconsejamos crear hornacinas, pues son una estupenda forma para hacer hueco a todos los artículos de ducha.

Detalles que aportan un plus

Todos dejamos de lado los pequeños detalles, pues creemos que son insignificantes, como es el caso de las perchas, toalleros y portarrollos. Sin embargo, no te recomendamos dejarlo para el final, ya que su función es la de aportar un plus de estilo y funcionalidad, manteniendo también una organización.

Esperamos que nuestros consejos te hayan sido de utilidad. En Conducha contamos con los mejores profesionales, materiales y precios para lograr el baño de tus sueños. ¡No dudes en contactarnos!

Duchas a ras del suelo te lo has planteado en tu reformaTips imprescindibles para el baño del bebé