CÓMO DECORAR UN CUARTO DE BAÑO EN BLANCO Y NEGRO

En lo que respecta a los cuartos de baño y su decoración, hay multitud de corrientes que merece la pena explorar. Las hay consistentes en arriesgar un poco con los materiales o, sobre todo, con los colores. También hemos hablado ya de cómo sacarle todo el partido posible a un cuarto de baño de pequeñas dimensiones. Sin embargo, también una opción que merece la pena valorar: la de crear un cuarto de baño en blanco y negro.

Junto con estos dos colores podemos aplicar otras tendencias, como la minimalista. Así, se introduce el menor número posible de muebles y parafernalia y se deja que los colores y las formas sencillas hablen por sí mismas. Pero la verdad es que no es tan fácil como suena, y hace falta tener claras las prioridades y las líneas rojas que no se deben traspasar, y que varían de un cuarto de baño a otro.

Los baños black & white, una opción sofisticada y elegante

La manera en la que integres estos dos colores depende de distintos factores, y es importante encontrar aquella proporción con la que te sientas más cómodo y que encaje también con la disposición y las posibilidades de tu propio cuarto de baño.

En este sentido, cuanto mayor sea tu cuarto de baño, más elementos negros podrás incorporar a la decoración. De este modo, si tu baño es pequeño, podrás incoporar algunos detalles de este color como la grifería, los accesorios, las toallas… Si tu baño es un poco más grande, ya serás capaz de pintar alguna pared de color negro, o de seleccionar un lavabo de este color o, incluso, la propia puerta del baño.

¿Tu baño es de un tamaño intermedio? Entonces la dificultad para aplicar este color a tu cuarto de baño reside en ser capaz de encontrar un término medio. Si pintar toda una pared de negro te parece excesivo, quizás unas baldosas oscuras en el suelo sean mejor elección en tu caso. Escoge unos azulejos con algún patrón en blanco y en negro para que así puedas usar los dos colores en perfecta armonía. Otra idea es la de seleccionar un taburete o una mampara con reborde negro.

Otra cuestión que puede hacer que te inclines por adoptar un poco de negro en tu cuarto de baño es que, además de tratarse de un color muy sofisticado y elegante, que combina perfectamente con l blanco, es su capacidad para mantenerse limpio y esconder la suciedad. Así, tu baño envejecerá mejor al haber adoptado esta sintonía de blanco y negro.

Eso sí, nunca te comprometas al 100% a un único estilo cuando no encuentras los productos exactos que necesitas. Es decir, el hecho de que el blanco y el negro sean los dos elementos centrales en la decoración de tu baño no quiere decir que no puedas introducir ningún otro color. Desarrolla la gama cromática y experimenta. Al fin y al cabo, la decoración de toda tu casa es un reflejo de tu personalidad.