BAÑOS EUROPEOS VS BAÑOS AMERICANOS ¿CUÁLES SON SUS DIFERENCIAS?

El estilo de vida europeo y americano son muy diferentes en cuanto a costumbres y hábitos. Por lo tanto, los espacios que necesitan los habitantes de ambos continentes en sus hogares también son distintos. Los baños americanos y europeos presentan un amplio abanico de diferencias, especialmente en lo relacionado con la distribución del espacio y la decoración del mismo.

¿Cuáles son las diferencias entre los baños americanos y europeos?

A continuación vamos a explicar de una forma sencilla cuáles son las principales diferencias entre los baños de ambos continentes.

  •  Distribución del espacio

Por regla general, los baños americanos son muy grandes, por lo que presentan grandes opciones en cuanto al almacenamiento. La tendencia más habitual es la de instalar dos lavabos. No hay bidé en este tipo de baños, y ese espacio se aprovecha para colocar muebles auxiliares de gran tamaño. La gran mayoría de americanos apuestan por el plato de ducha. Si bien es cierto que en algunos baños americanos se puede encontrar bañera, pero no es lo más habitual.

En cuanto a los baños europeos, estos tienen un tamaño muchísimo menor al de los americanos. Si a esto le sumamos el hecho de que la gran mayoría tienen bidé y bañera, el espacio disponible para almacenamiento es muy escaso.

  • Estilo de decoración

También se observan diferencias en torno a la decoración de los baños de ambos continentes. Los europeos siempre se han caracterizado por tener un estilo más clásico, con un cierto toque romántico aunque al mismo tiempo algo atrevido, con azulejos florales y todo tipo de estampados. Este tipo de baños avanzan a pasos de gigante hacia la modernidad, llenándonos de luz y color.

En el caso de los baños americanos, lo más habitual es apostar por los colores claros, sin ningún tipo de mosaico en la pared o en el suelo; es un tipo de decoración muy sencilla, en la que no se carga el ambiente con estampados y colores. Uno de los tonos tendencia en este tipo de espacios es el azul cielo.

Respecto a la decoración del baño, tanto en lo relacionado con los muebles como con los elementos decorativos, se observan grandes similitudes entre los baños americanos y europeos. La preferencia de optar por tonos claros con el objetivo de ganar tanto amplitud como luminosidad; además, existe una tendencia clara hacia los muebles de madera y la grifería de mármol.

Como puedes comprobar, los baños europeos y americanos tienen poco o nada que ver. Son conceptos totalmente distintos de este espacio de la vivienda. Si bien es cierto que en los últimos años en ambos continentes se ha comenzado a dar un cada vez mayor valor a la decoración del baño, las tendencias y preferencias son diferentes.

Estas diferencias que hemos establecido se dan por regla general. Seguro que hay muchísimos baños americanos y europeos que no se adaptan a estas tendencias.