Ayudas oficiales para reformar tu vivienda

El gobierno define la rehabilitación de viviendas como las obras que se realizan para su mejora: como son las que permiten ahorrar consumo energético, la adaptación a la normativa vigente en materia de agua, gas, electricidad, protección contra incendios, saneamiento, supresión de barreras arquitectónicas, conseguir condiciones mínimas de superficie útil, distribución interior o ampliar la superficie útil (hasta 120 metros cuadrados), modificar la distribución interior de la vivienda y/o mejorar el aislamiento térmico y acústico.

Existe una variedad de ayudas oficiales para reformar tu vivienda, tanto por parte del Ministerio de Fomento, como de las diferentes Comunidades Autónomas, consistentes en subvenciones directas o desgravaciones fiscales. En algunos casos, estas ayudas serán acumulables entre sí, por lo que la ayuda final que puedes obtener resulta en muchos casos más que interesante.

 

a) Programa del Ministerio de Fomento: Fomento de la rehabilitación edificatoria. Este programa tiene por objeto la financiación de la ejecución de obras y trabajos de mantenimiento e intervención en las instalaciones fijas y equipamiento propio, en los elementos y espacios privativos comunes, de los edificios de tipología residencial colectiva, que cumplan los siguientes requisitos: Estar finalizados antes de 1981. Que, al menos, el 70% de su superficie construida sobre rasante tenga uso residencial de vivienda. Que, al menos el 70% de las viviendas constituyan el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios. Las actuaciones en los edificios deben dirigirse a:

  • Su conservación.
  • La mejora de la calidad y sostenibilidad.
  • Realizar los ajustes razonables en materia de accesibilidad.

b) Ayudas de las diferentes Comunidades Autónomas: Cada Comunidad Autónoma, además de tramitar las subvenciones estatales, ofrece sus ayudas propias, por lo que conviene que consultes en tu comunidad todas las ayudas particulares a las que tienes acceso (Comunidad de Madrid.- Ayudas a la Rehabilitación).

c) Reducción del IVA para todo tipo de obras de rehabilitación de vivienda: Actualmente, la Ley que regula el IVA es muy favorable para las reformas y las obras de renovación y reparación realizadas en viviendas. A partir de septiembre de 2012, y sin límite temporal, las reformas y rehabilitaciones de vivienda: Tributan al 10%, el tipo reducido de IVA. El coste máximo de los materiales, con respecto de todo el servicio, aumenta al 40% (anteriormente era del 33%).

Los expertos aconsejan no dejar pasar el momento y aprovecharse de todas estas ayudas disponibles para reformar la vivienda.

Es el momento de que cambies tu vieja bañera por un plato de ducha accesible. Consúltanos en Conducha.