Quita la cal de la alcachofa de la ducha con productos naturales

Con el uso habitual de la ducha y por la calidad del agua es muy habitual que aparezca cal en nuestras alcachofas de las duchas. La probabilidad de aparición de cal depende de la dureza del agua, pero más tarde o más temprano es necesario realizar una limpieza a fondo. La suciedad suele impedir que el agua circule adecuadamente y que se mantenga una presión óptima. Para conseguir un resultado final existen diferentes productos que pueden ayudarte, pero también puedes optar por elementos naturales que son menos corrosivos tanto para la ducha como para tu salud.
¿Por qué aparece la cal?
La dureza del agua se mide por la cantidad de calcio y magnesio que esté presente en ella. La cal aparece cuando estos minerales se solidifican creando una especie de sustancia lechosa. Por ello, únicamente con el trascurso del agua ya se producirá este depósito de cal entre las tuberías. Estas incrustaciones pueden desarrollarse de una forma más rápida cuando la presión del agua varía, puede ser en una curva o intersección, o cuando sale por un grifo. La disminución de la presión facilita la incrustación de cristales de calcio que se adhieren a la superficie. El calor también aumenta las probabilidades de aparición, por ello aquellos lugares en los que la temperatura sea alta aumentará la posibilidad de su aparición.
Productos naturales para eliminar la cal
Los productos naturales pueden conseguir un acabado de mejor calidad que muchos productos químicos. El primer consejo que queremos ofrecerte es que no dejes la cal mucho tiempo y que intentes limpiarlo cuando notes su aparición. Esto se debe a que cuanto más tiempo permanezca, más difícil será poder quitarla.
El vinagre y el limón son los elementos más utilizados para quitar la cal y con los que mejores resultados se obtienen. Además, incluso con el limón te aportará un acabado con un aroma muy agradable.
Pasos a seguir para eliminar la cal de forma natural:
1. El zumo de limón o el vinagre se utilizará para empapar un trapo o para llenar una bolsa de plástico. Después la bolsa se atará alrededor del grifo o alcachofa, y con el trapo se envolverá con la superficie.
2. Después debes dejarlo una hora para que se pueda quitar la cal sin dañar la grifería.
3. Finalmente, cuando pase el tiempo tienes que aclararlo con agua y frotar con un estropajo aquellas partes que no se hayan disuelto con el proceso anterior. Finalmente conseguirás una alcachofa limpia y de forma natural.
4. Si no has podido eliminar toda la cal, la mejor opción es desenroscar la alcachofa de la ducha y dejarla sumergida durante toda una noche en vinagre blanco.
Tras estos remedios conseguirás un gran resultado, eliminarás la cal de tu alcachofa sin tener que usar elementos químicos corrosivos que puedan dañar el material de tu ducha. Apuesta por estos remedios caseros y conseguirás acabar con el problema de la cala en tu ducha.