Consigue una ducha adaptada a tus mascotas

Si tienes una mascota sabrás lo costoso que puede ser conseguir lavarles. Hay ciertos animales que les encanta el agua, pero muchos no la soportan. Es ahí donde llega el calvario. Para intentar que no sea tan complicado, contar con una ducha adaptada a ellos puede facilitarte el lavado y que este trámite no sea tan dificultoso. ¿Qué necesitas para que te sea más fácil? ¡Sigue leyendo este post y te mostraremos lo que necesitas!

Consigue una ducha adaptada para tus mascotas

Muchas veces se suele apostar por realizar esta tarea al aire libre con una manguera o incluso con una ducha exterior. Pero si no cuentas con ello, te tocará hacerlo en casa, y es ahí donde queremos aconsejarte.

Ducha de concepto abierto. Sin duda es una de las mejores opciones que puedes plantear. Para ello te proponemos que apuestes por una ducha, las bañeras son más incómodas para meter y sacar a tu perro o gato, y además también será mucho más molesto para ti cuando intentes lavarlos.

Cuando hablamos de este diseño, nos referimos principalmente a las mamparas sin puerta. Este diseño suele contar con una zona protegida por una mampara o pared y otra parte libre. Para sacarle el máximo partido, debes colocar a tu mascota en la protegida. Conseguirás que tu mascota no se pueda escapar, que tu tengas más facilidad de movimiento y que tu baño no se convierta en una piscina, ya que la ducha estará diseñada para que no salga mucha agua.

Suelos de ducha antideslizante. Para evitar accidentes innecesarios, y que tú o tu mascota no os resbaléis, la mejor opción es que el suelo sea antideslizante con un revestimiento especial. Este cambio no solo os ayudará con vuestra mascota, sino que también puede ser muy adecuado para vuestro propio uso.

Cuenta con cabezales de ducha manuales. Aunque el diseño de tu ducha fija sea único y vanguardista, es importante que también le añadas un mango manual. Podrás utilizarlo sin tener que hacer virguerías al intentar instalar algo parecido. Con él podrás mover tú mismo el mango sin tener que estar colocando a tu mascota en la posición que necesitas para poder lavarlo bien. También evitarás una gran inundación, ya que no podrás controlar la dirección del chorro.

Comprendemos que modificar todo tu baño para tu mascota puede suponer un gran gasto adicional. Pero estos cambios, como has podido comprobar, no solo te ayudarán a conseguir más facilidades a la hora de duchar a tu mascota, también facilitará su utilización por tu parte. ¡La hora de la ducha ya no será un infierno!