Bacterias en bañeras

Varios informes ratifican el ahorro de energía, tanto de gas como de agua, si cambiamos el hábito de darse un baño por el de tomar una ducha.

Pero además de este ahorro hay que tener en cuenta que la bañera se presta más a la acumulación de bacterias y hongos nocivos para nuestra salud.

Bacterias como la Pseudomona Aeruginosa, Streptococcus Faecalis u hongos como el Trichophyton Mentagrophytes, Aspergillus Niger o el Moho, pueden ser habitantes habituales en nuestras tinas o cortinas de ducha.

ducha-higiene

La eliminación de estas bacterias y hongos puede resultar incómoda y a veces los productos usados son bastante nocivos.

Para evitar esta acumulación de bacterias en bañeras y accesorios de las mismas, es aconsejable cambiarlas por un plato de ducha.

Los platos de ducha, suelen llevar tratamientos anti-bacterias que limitan la posibilidad de acumular organismos perniciosos, y facilitan la limpieza. Las mamparas, además de proporcionar una individualización más perfecta y más higiénica de la ducha al carecer de pliegues en los que se acumula el moho y son más fáciles de limpiar.