Estanterías y libros en el baño, ¿es posible añadirlos?

Con los cambios de estación, siempre nace el afán por renovar algunas zonas de la casa y crear un ambiente mucho más acogedor en base a la temporada. Y, cómo no, uno de los espacios más importantes es el baño. Por ello, hoy queremos hablarte de la posibilidad de añadir estanterías y libros en dicha estancia, aportando un toque original y estiloso. A día de hoy no encontrarás ningún impedimento para incorporar estos objetos decorativos, y vamos a demostrártelo. ¡Toma nota de nuestras consideraciones!

¿Cómo incorporar exitosamente estanterías y libros en el baño?

Todos tenemos claro que el baño es una de las zonas más relajantes de la casa y, como bien deberías saber, eso de leer en esta estancia no es nada nuevo. Debido a esto, nos llama mucho la atención y nos parece una idea excelente sorprender a tus invitados con estos objetos nada más cruzar la puerta.

A la hora de pensar en el baño y la lectura, seguramente no te imagines un efecto decorativo de gran magnitud, hecho que se debe principalmente al estilo decorativo seguido. Y es que, dependiendo del mismo, podrás incorporar unas estanterías u otras.

Si tu baño tiene una línea más moderna y minimalista, con unas tablas bien colocadas bastará. Además, no sólo te servirán para colocar libros, también productos específicos de la estancia, como sales o jaboncitos.

Un elemento muy importante a valorar es la adquisición de diseños que estén elaborados a partir de materiales muy resistentes, permitiendo una mayor duración con el paso de los años. La madera y el metal, por ejemplo, son excelentes contra la humedad. No obstante, la primera opción aporta un toque más cálido y acogedor, una característica muy en la línea de la estancia.

Otras consideraciones para añadir estanterías

Si tu baño tiene un aire romántico, no deberías olvidarte de los antiguos aparadores. Este mobiliario restaurado dará, sin duda alguna, un aire muy elegante a tu baño. Las puertas de cristal habituales en los mismos permitirán que tú y tus invitados veáis los libros y, además, queden resguardados de la humedad.

Respecto a las novelas empleadas para decorar, puedes seguir la misma regla que en el comedor, apostando por esos tomos antiguos que son todo elegancia. Se trata de un efecto que siempre enamora y, cómo no, el baño no debe privarse de él.

Ahora que eres consciente de la posibilidad de añadir estanterías y libros en tu baño, es momento de ponerse manos a la obra. Si eres un apasionado de esta opción, valora siempre tus necesidades y crea la estancia de tus sueños. ¡Contacta con nosotros para obtener la mano de obra precisa!

Baños con jardínCómo elegir el mejor material para tu plato de ducha