LAS VENTAJAS DE INSTALAR UNA DUCHA EXTERIOR

Últimamente está de moda instalar duchas exteriores, sobre todo con la llegada del buen tiempo. Ducharse al aire libre es una sensación tan liberadora que seguro que si la pruebas una vez, querrás ducharte durante todo el verano en tu ducha exterior.

Además de ser una sensación genial, también supone una serie de ventajas que serán detalladas a continuación. Quédate y terminarás convenido de que necesitas instalar una ducha exterior en tu jardín.

¿Por qué instalar una ducha exterior?

  • Es relajante. Puede ser incluso más que ducharte en tu cuarto de baño habitual. Cuando el buen tiempo te lo permita, deberías aprovechar la oportunidad y disfrutar de una ducha mientras los rayos de sol te dan en la piel. Te relajarás aún más, liberarás estrés y tendrás la ocasión de conectar contigo mismo y con la naturaleza.
  • No se ensucia tanto. Al no ducharte dentro de tu cuarto de baño, podrás comprobar que éste no se ensucia tanto, ya que las tareas de aseo las dividirás entre la ducha exterior y tu cuarto de baño habitual. Además, al no haber vidrios, cristales ni mamparas, tener limpia tu ducha exterior será mucho más sencillo. Será mucho más sencillo limpiar.
  • Riega las plantas mientras te bañas. Parece una tontería, pero no lo es. Casi sin darte cuenta, mientras te enjabonas o te aclaras el pelo, estarás regando el césped de tu jardín y las plantas de alrededor. Además, se irá formando un reguero de agua que terminará por llegar al césped y la zona que rodee la ducha exterior estará siempre cuidada y nutrida.
  • El tiempo no es un problema. Es verdad que te apetecerá menos cuando se haga de noche o haga un poco más de frío, pero ducharse con agua caliente al aire libre mientras hace un poco de frío también es una experiencia que tendrías que probar. Además, se genera vapor con el agua caliente, por lo que al cabo de un rato ni siquiera sentirás el frío.
  • Es estético. ¿Quieres decorar tu jardín? Pues las duchas pueden ser un elemento estético muy singular y característico. Diseña un espacio exclusivo para la ducha y adórnala con elementos naturales, como troncos de madera, plantas o piedras. Conseguirás un espacio envidiable en tu jardín que además te será muy útil.
  • Puedes ducharte en el exterior al salir de la piscina. Puedes eliminar los restos de cloro con una ducha si ni siquiera entrar en casa, poniéndolo todo perdido con el pelo y el bañador mojado. Dúchate y prepárate fuera de casa y evita llevar la suciedad a tu casa hasta el cuarto de baño.

Opta por instalar una ducha exterior y disfruta de todas las ventajas que te aporta. Seguro que no te arrepentirás y será tu principal distracción durante todo el verano.