DUCHAS PERFECTAS PARA EL JARDÍN

Son muchas las personas que apuestan por instalar duchas en el jardín de su casa, sobre todo si tienen una piscina. Aunque sea una piscina particular, es 100% recomendable ducharse tanto antes como después de salir de la piscina; y nada mejor que hacerlo en el propio jardín. De esta manera, ahorras tiempo y, además, no ensucias el interior de la vivienda.

¿Cómo son las duchas para el jardín?

Pues bien, a la hora de instalar una ducha en el jardín, lo primero que debes valorar es el tema de la fontanería; debes unir un racor a la toma de agua para así poder enganchar la manguera. Una vez valorado este punto, toca pensar en el tipo de ducha de jardín.

Aunque en el mercado puedes encontrar decenas de modelos diferentes, la mayoría de ellos siguen el mismo patrón en cuanto a estructura; dos paredes formando una L y una base con una rejilla para que se vaya el agua. La base de la ducha debe ser antideslizante y, además, resistente tanto al calor como al cloro.

Hay otros modelos de duchas para el exterior más sofisticados como por ejemplo tres paredes y una mampara de cristal con puerta corredera, formando así un cubo; son duchas cerradas que cada vez tienen una mayor aceptación.

Una de las últimas tendencias en duchas para el jardín son las duchas ecológicas, también conocidas como duchas solares. Su principal diferencia con respecto a las duchas estándar es que utilizan la energía solar para el agua caliente. Hay algunos modelos que incluyen también tratamiento de aguas residuales. Máximo cuidado del medio ambiente.

¿Cuándo es la mejor época para instalar las duchas de jardín?

Aunque sean muchas las personas que crean que lo mejor es colocar una ducha de este tipo en verano, lo cierto es que es precisamente ahora, justo antes del otoño, el mejor momento para hacerlo. Hay que tener en cuenta que para instalar una ducha de jardín es indispensable levantar parte del césped. Por lo tanto, si lo haces ahora, para la primavera y el verano el césped ya habrá vuelto a crecer y tendrás un jardín precioso.

Seguro que con todos estos tips ya tienes una idea más clara de qué tipo de ducha debes instalar en el jardín de tu casa. Ahora sólo te queda valorar cuáles son tus necesidades y preferencias y escoger aquel modelo que mejor se adapte a las mismas.