CONSEJOS PARA AHORRAR AGUA EN EL BAÑO

Debemos ser conscientes de que el agua es un bien escaso. Nosotros somos los responsables de asegurar que este bien se mantenga durante el mayor tiempo posible, por lo que, con cualquier gesto, podemos aportar nuestro granito de arena. Hoy vamos a darte unos consejos para aportar tu parte ahorrando agua en el baño. ¿Quieres saber cómo puedes hacerlo? ¡Sigue leyendo!

Cuida el planeta y ahorra agua en el baño

La mayoría de litros que consumimos en el baño se utilizan a partir de la bañera, para la que se utilizan de 150 a 250 litros, de la ducha, de 50 a 100 litros, y de la cisterna del inodoro, entre ocho y diez litros por cada uso.

Sin duda, debemos evitar gastos innecesarios de agua, por lo que podemos empezar a tomar hábitos que sirvan para cuidar nuestro planeta, como los siguientes:

  • Cierra el grifo cuando te estés afeitando o mientras te cepillas los dientes. Además, cuando te estés duchando, no dejes la canilla abierta mientras te enjabones, puesto que es en ese momento en el que se pierde más agua.
  • Como habrás oído siempre, una de las medidas más eficaces para ahorrar agua es ducharse en lugar de bañarse, puesto que el consumo medio al mes puede reducirse hasta casi la mitad.
  • Una idea muy interesante es instalar reductores de caudal de agua para ahorrar entre un 18% y un 47% de este bien finito.
  • No le des un uso irresponsable al WC. Esto significa que no tienes que pensar que es una papelera, por lo que no debes tirar los papeles que utilizas para desmaquillarte o secarte las manos al interior del inodoro, porque así estarás malgastando una cantidad de agua que podría emplearse para algo más útil.
  • Revisa con frecuencia se hay fugas en alguno de tus grifos y en la cisterna de tu inodoro y repárala de inmediato, dado que una fuga puede suponer un gasto de unos 200.000 litros a lo largo de un año.
  • Existe un truco clásico que puede servirte de gran ayuda. Coloca una botella de agua en la cisterna del retrete con el fin de que esta sirva como boya y la cisterna no se llene más de lo que debiera. Al haber menos espacio disponible en el recipiente de la cisterna, se podrá recoger menos líquido, por lo que se utilizará menos al tirar la cadena. A su vez, puedes instalar también un sistema de doble descarga del depósito.
  • Cronometra tus duchas, usando un reloj, para controlar los minutos que pasas debajo del agua caliente. Durante los días siguientes intenta reducir ese tiempo al menos hasta la mitad. Es la manera más eficaz de ahorrar agua y no supone un esfuerzo demasiado grande.

Ya conoces varios trucos para ahorrar agua en tu baño. Te recomenzamos, además, que utilices papel higiénico reciclado, puesto que también te ayudará para aportar un parte al cuidado del medio ambiente. ¡No desperdicies ni un litro más!