Cómo renovar tu baño sin invertir demasiado

El verano ya ha llegado, ¿o aún no lo has notado? Al igual que las demás estancias de tu hogar, tu baño también necesita un lavado de cara. No hace falta que tengas que embarcarte en una costosa obra, ni mucho menos, hasta el más manazas del pueblo puede reformar esta estancia. Las paredes, el suelo, los accesorios… Todo en un baño es proclive al cambio, y eso es algo que hoy queremos demostrarte. ¡Descubre cómo darle un aire fresco a tu espacio!

Pautas para renovar tu baño sencillamente

No hace falta que te excuses, no eres el único. Sabemos que tu baño es una zona a la que no has prestado demasiada atención, pero eso no significa que debas prolongar esta indiferencia durante más tiempo. Ahora ha llegado el momento de actualizar esta estancia y, aunque pueda parecer una pesadilla, estás equivocado.

Por si no te has dado cuenta, podríamos considerar al baño como el spa personal de nuestro hogar, ese rincón donde desconectar y relajarse una vez que atravesamos la puerta. Basta con hacer unos pequeños cambios, como renovar los muebles anticuados, y prestar atención a unos pequeños detalles y conseguirás un resultado excelente.

Color en paredes y techo. El cambio de pintura supondrá un giro de 360 grados para tu baño, pues causará un efecto totalmente diferente a lo que había establecido. En caso de contar con un zócalo de azulejos hasta media pared, utiliza pintura plástica en un color diferente.

La iluminación, la gran olvidada. Al igual que el color, un cambio de lámparas cambiará considerablemente el ambiente de tu baño. Atrévete a jugar con los tonos y con las diferentes opciones del mercado: apliques, lámparas colgantes…

Introduce espejos. Como bien sabrás, este artículo es de lo más sofisticado, independientemente de la estancia en la que se ubique. Además de poder jugar con sus múltiples diseños y formas, te permitirá crear mayor amplitud de espacio.

Muebles que faciliten la organización. Al no prestarle demasiada atención a tu baño, seguramente todo se encuentre un poco manga por hombro. Pero eso ya no es problema, sobre todo si adquieres mobiliario que te permita mantener todos tus productos y objetos personales en orden. Una estantería, por ejemplo, se convierte en la solución más eficiente y original para conseguirlo.

Pequeños detalles para renovar tu baño

Ahora que ya conoces algunas consideraciones a gran escala, es momento de pasar a esos pequeños detalles que marcarán la diferencia. Un ejemplo de ello pueden ser las lámparas de mesa, las cuales te ayudarán a crear un ambiente más cálido e íntimo.

Por otro lado, puedes hacer con piezas auxiliares como taburetes que, además de ser prácticas, cuentan con un gran peso decorativo. Algo parecido pasa con la alfombra, un elemento totalmente recomendable para tu baño con el que puedes introducir tu sello personal.

¿Te han gustado nuestros consejos? ¡Pues no son los únicos que podemos aportarte! Si estás pensando en renovar tu baño, no dudes en contactar con nuestra empresa. ¡Lograremos el espacio de tus sueños!