Principales consideraciones para iluminar el baño correctamente

Lo hemos dicho desde siempre, el baño es una de las estancias fundamentales dentro de cualquier hogar, especialmente por crear un ambiente de intimidad. Por ello, debe reunir una serie de comodidades y características que inciten al descanso en todo momento. Una de ellas es la iluminación, la cual, irónicamente, suele ser la gran olvidada como elemento decorativo. Por ello, hoy queremos destacártela frente a las demás pautas. ¡Descubre su poder para lograr la atmósfera que tanto deseas!

Importancia de la iluminación en cualquier estancia

Como bien deberías saber, la iluminación es uno de los detalles más importantes a la hora de realizar el diseño de cualquier espacio, pues sin ella no podrías observar como es debido todo lo que hay en dicho sitio. No obstante, son muchos los que no le dedican el tiempo necesario.

Una iluminación correcta te permitirá potenciar las características más importantes de tus ambientes, focalizar las miradas hacia unas zonas específicas, crear atmósferas cálidas y románticas… ¡Como para no tenerla en cuenta!

Cómo iluminar el baño correctamente

La primera consideración que debes tener en cuenta a la hora de plantear la iluminación es que sea lo más parecida a la luz natural, pues esta reproduce mejor los colores y cuenta con la capacidad de crear un ambiente más confortable. Por ello, te aconsejamos pasar de las bombillas clásicas y apostar por nuevas tendencias, como lo son los halógenos, especialmente los leds. Estos últimos te ofrecen mayor potencia, durabilidad y ecologismo.

Evidentemente, no creemos que haga ni falta mencionar que debes armarte de un buen espejo para tu baño. Además de para maquillarte y ponerte guapo, este elemento decorativo ampliará visualmente tus espacios. Es una zona que debe estar bien iluminada, consiguiendo especialmente una luz uniforme con la intensidad adecuada.

Respecto a la ducha (porque nunca barajamos que cuentes con una bañera), te recomendamos una luz suave, con un bajo voltaje. Nuevamente, los leds se proclaman como la mejor alternativa para conseguir una intensidad ideal. Tu objetivo principal es proporcionar un ambiente relajante cuando te adentres en la ducha.

Por último, pero no menos importante, debes atender a las dimensiones de tu baño. Si tu estancia no es lo suficientemente grande, es lógico que te aconsejemos no sobrecargarlo con luces. A modo orientativo, un baño muy reducido necesitaría, al menos, de cuatro puntos de luz en el techo. Sin contar, cómo no, con las luces del espejo. Si todavía te queda alguna duda, no lo dudes, contacta con nosotros. ¡Planificaremos la reforma de tu baño y la llevaremos a cabo en tiempo récord!