Cómo quitar la cal de un plato de ducha negro: consejos

Gracias a los avances tecnológicos en los últimos años podemos disfrutar de un montón de modelos de platos de ducha que nos ofrecen un sinfín de posibilidades a la hora de reformar cuartos de baño con conducha.es. Diferentes materiales y acabados hacen las delicias de nuestros usuarios con una renovación en mente y los modelos de diferentes colores están arrasando en el mercado. Por ello, no es de extrañar que ya sea antes de instalarlo o bien con un tiempo de uso, haya quien se pregunte cómo quitar la cal de un plato de ducha negro y, como no podría ser de otra manera, en Conducha os damos los detalles.

¿De qué material es un plato de ducha negro?

A la hora de saber cómo limpiar un plato de ducha hay que tener en cuenta el material en el que está fabricado. Si estuviéramos hablando de platos blancos podríamos tener varias posibilidades, pero, en el caso de los negros, seguramente tengamos entre manos modelos de resina y carga mineral.

Si has instalado tu plato de ducha con conducha.es estamos hablando de estos modelos de resina y cargas minerales, que están recubiertos por una película de Gel Coat. Estos modelos son cálidos en la pisada, extraplanos, antideslizantes nivel 3, antifúngicos y antibacterianos.  También se incluyen los pigmentos que dan el tono a nuestro plato o las texturas de imitación a piedras naturales durante su fabricación.

Pero en lo que nos atañe hoy, la limpieza del plato, hay que tener muy en cuenta uno de los elementos mencionados: el Gel Coat. Esta capa que recubre nuestro plato es la que proporciona muchas de esas características por lo que es importante limpiar el plato con productos respetuosos y que no sean ni abrasivos ni corrosivos, pues de lo contrario estropearíamos el producto.

Pues bien, ahora que conoces mejor cómo son estos modelos, podemos pasar a descubrir cómo quitar la cal de un plato de ducha negro y verás que es lo más sencillo del mundo, pues no es que se acumule más, es que sencillamente con el contraste, se nota. ¡Vamos allá!

¿Cómo quitar la cal de un plato de ducha negro?

Agua y jabón neutro

Con una limpieza regular de tu plato de ducha no tendrás que preocuparte por nada y, lo mejor que puedes hacer, es llevarla a cabo con agua y jabón neutro. No necesitarás más que esto para mantener el plato reluciente siempre y cuando lo hagas de manera frecuente, dependiendo del uso que le des al plato. Al final, no es lo mismo el ritmo que lleva un plato instalado en una casa para una persona o para una pareja que para una familia de 5.

También es importante que uses los materiales de limpieza adecuados, ya sea con estos productos o con otros. Con bayeta o paño de microfibra será suficiente, no utilices nunca productos que puedan arañar el Gel Coat. También puedes usar una esponja si algún resto de jabón se resiste, pero nunca un estropajo de metal. Al final, se trata de aprender cómo quitar la cal de un plato de ducha negro, ¡no de quitar su protección!

Agua, limón y vinagre

Si alguna de las manchas se resiste puedes crear una mezcla de agua, vinagre y limón. Estos tienen propiedades magníficas que nos ayudan a limpiar el baño, también nuestros grifos, por ejemplo, y sacarles todo el brillo.

Mezcla agua y vinagre a partes iguales, añade el jugo de un limón y mezcla. Reparte este combinado de limpieza por la superficie del plato y deja que actúe durante 15 minutos. Después, retira la mezcla con una bayeta de fibra y aclara. Las manchas de cal de tu plato negro deberían haber desaparecido.

Agua y acetona

Hay que tener mucho cuidado al aplicar el siguiente consejo que te vamos a dar. Si has olvidado hacer una limpieza regular de tu plato o este se ha manchado con algún producto, tendrás que recurrir a un plato fuerte, el agua con acetona. A la hora de saber cómo quitar la acal de un plato de ducha negro que está muy sucio puedes hacer una mezcla de agua con acetona y aplicar solo encima de la mancha que no sale (funciona también de maravilla con tinte o pintauñas) y dejar actuar solo 2 minutos. Retira la mezcla y aclara con abundante agua para no dañar el plato de ducha. Una vez hecho esto, la mancha debería haber desaparecido y, si no es así, es posible que ya no se pueda quitar.

Por esto último, es importante no dejar objetos que no correspondan al espacio de ducha encima del plato, evitar metales que puedan oxidarse y aclarar bien el plato después de cada uso, especialmente si nos acabamos de teñir el pelo.

Ahora ya sabes cómo limpiar la cal de un plato de ducha negro, aunque te vale para cualquier tipo de color y acabado en lo que a platos de ducha de resina y carga mineral se refiere. ¡Disfruta de un aseo reluciente con nuestros consejos!

como limpiar un espejo de bano