Alcachofas de ducha y cómo limpiarlas

La limpieza de tu cuarto de baño incluye también las alcachofas por la acumulación de cal en este elemento, que mejora las condiciones de ducha cuando realizas una buena higienización.

¿Qué tipos de alcachofas existen y cómo limpiarlas?
En el mercado se presentan distintos modelos y estilos adaptados a cada decoración, también se diferencian en los precios así como en la calidad. Si piensas en el ahorro económico no dudes en optar por un diseño moderno y mejorar el gasto de agua en tu hogar, además te beneficias con los trucos que ayudan a reducir el consumo de agua, durante tu higiene habitual.

Disminuir el gasto en la factura mensual y aumentar la comodidad durante la limpieza, es compatible con las ventajas que te ofrecen actualmente las alcachofas de ducha, entre los principales beneficios:

  • Variedad de modelos: diversos tamaños y formas son fáciles de limpiar si elijes diseños clásicos redondos o cuadrados, especialmente de mayores dimensiones.
  • Ahorro: recuerda que puedes mejorar las condiciones de ahorro hasta un 79% según el tipo, colocando reductores de caudal en la alcachofa que evitarán el gasto de agua.
  • Chorros: disfruta tu ducha en forma de cascada, lluvia o chorro con los nuevos cabezales que se instalan en tu ducha.
  • Difusores: en decoración está de moda colocar difusores grandes para destacar los modelos y mejorar la limpieza.

Métodos prácticos para limpiar la cal en las alcachofas
Recuerda no pasar por alto la higiene en tu ducha de estos artefactos por estar ubicados a más altura de lo normal, evitando que la cal obstruya la salida de agua bloqueando el caudal, como en otros puntos de tu cuarto de baño.

No te sorprendas cuando el flujo de agua disminuye, es probable que la falta de limpieza en el interior de la alcachofa sea el motivo. La solución será echar un vistazo y comprobar que no está cubierta de cal, un material que evita el paso del agua por los agujeros eliminando los restos y volviendo a instalar para disfrutar de tu ducha.

Esta suciedad se elimina utilizando distintos productos, como spray para aplicar en las zonas más difíciles de limpiar, solamente tienes que dejar actuar durante cinco minutos. Posteriormente tendrás que frotar suavemente para disolver la cal y evitar que tu alcachofa permanezca obstruida.

El uso regular de estos productos disminuye el problema que también se produce en los grifos del lavabo o la ducha, rociando para terminar definitivamente con la cal y suciedades más persistentes.

Los restos de jabón que encuentras en grifos o rincones de tu bañera y plato de ducha, son fáciles de quitar con las múltiples opciones que te ofrece el mercado actual, ayudándote en la limpieza rápida y eficaz de la alcachofa.

Después de retirar la cal podrás sentirte a gusto en tu baño diario, ahora aprovechando mejor el agua que se considera un recurso limitado y mejorarás el consumo en tu factura.

Otro aspecto importante cuando limpias estos elementos de la ducha, son los tradicionales agujeritos fijos en algunos modelos, te permiten elegir la cantidad de agua y caudal para relajarte mejor durante tu ducha.

Estos datos son básicos si quieres reducir el gasto prestando atención a las alcachofas, por ejemplo, con estas precisiones puedes consumir menos de 150 litros que es la media de agua que se usa por persona en una ducha.

Ventajas de los modernos difusores
Si piensas en una ducha relajante, nada mejor que seguir las tendencias al comprar una nueva alcachofa de ducha, optando por difusores de mayor tamaño en cualquier modelo.

Renueva tus sensaciones en el momento del aseo personal incorporando chorros con distintas presiones de agua, lograrás mayor relajación y activarás todos los músculos de tu cuerpo. También puedes dirigir el grifo hacia las zonas con más dolor o tensión durante la ducha, estimulando mejor el flujo sanguíneo.

Los cabezales son otros elementos a tener en cuenta para limpiar con comodidad la alcachofa, cuando elijes cambiarla por otra moderna con efecto lluvia, chorro o cascada. Consigue difusores grandes para evitar colocar en diferentes posiciones mientras te duchas, envolviendo todo tu cuerpo con el agua.

Mejora el consumo de agua cuando realices la limpieza instalando en el interior del grifo los reductores de caudal, notarás el ahorro en el momento del baño y la facturación mensual. Sencillos aparatos que reducen notablemente el caudal al instalarse en el grifo por varias maneras: estrechan el caño, introducen aire mejorando el chorro de agua, entre otras ventajas.

Limpiando la alcachofa ganarás en calidad a la hora de ducharte y aportarás tu granito de arena para cuidar el medio ambiente, aprovecha estas alternativas ahorrando en tu factura todos los meses.

Consulta antes de comprar la forma de limpieza, instalando las de mayor tamaño para beneficiarte mientras te relajas en el plato de ducha con una alcachofa más limpia.