EVITA ATASCOS EN EL DESAGÜE DE TU DUCHA CON ESTOS TRUCOS

El desagüe de la ducha es uno de los lugares más propensos a que se produzcan atascos en las tuberías. Hay que tener muchísimo cuidado de que no se atasque el desagüe porque al ser ducha y no bañera, en cuanto la tubería está un poco atascada, el agua se puede desbordar del plato y provocar pequeñas inundaciones en el baño.

Las causas del atasco en el desagüe de la ducha prácticamente en el 100% de los casos son los pelos y restos de jabón; cada vez que nos duchamos, caen tanto restos de jabón como pelos por el desagüe de manera que, si no se hace una limpieza periódica, la suciedad se va acumulando hasta desencadenar un atasco.

Tips para evitar que se atasque el desagüe de la ducha

A continuación se explican algunos consejos para evitar cualquier tipo de atasco en el desagüe de la ducha. Son tips muy básicos y sencillos pero que pueden ayudarte sobremanera.

  • Una opción 100% recomendable es comprar una rejilla para la boca del desagüe, de manera que los restos más importantes no se cuelen, como por ejemplo los mechones de pelo.
  • Como hemos señalado, una de las principales causas que provoca el desagüe de la ducha son los pelos. Así, si notas que se te cae mucho el pelo, puedes apostar por utilizar un champú y acondicionador anticaída. Te vendrá muy bien para cuidar tu salud capilar y, además, evitarás que se vayan demasiados pelos por el desagüe de la ducha.
  • Otro consejo que seguro que también te viene muy bien es que utilices la cantidad tanto de gel como de champú justa y necesaria. Son muchas las personas que utilizan una cantidad de jabón excesiva pensando que de esta manera quedarán más limpios, lo cual no es si no un gran error. La cantidad de gel y champú ideal para la piel y el pelo es una cucharada, nunca más; de esta manera, también evitarás que los restos de jabón que se van por el desagüe sean excesivos.

Limpieza del desagüe de la ducha

Para evitar los atascos en el desagüe de la ducha, es aconsejable realizar una limpieza periódica. No hace falta gastarse demasiado dinero en productos de limpieza; el bicarbonato de sodio es una opción fantástica. Basta con verter media taza de este ingrediente por el desagüe y, justo después, un litro y medio de agua hirviendo. Lo mejor es hacerlo por la noche, o cuando vayas a estar algunas horas sin utilizar la ducha.

También puedes optar por la lejía, aunque debes tener muchísimo cuidado con la pureza y la fuerza de este elemento porque puede abrasar las tuberías; debes escoger la lejía con menos grado de abrasión. Simplemente debes verter un cuarto de vaso de lejía y, seguidamente, cinco litros de agua. Lo ideal es hacer esto cada semana.

Teniendo en cuenta estos consejos tan básicos, seguro que consigues evitar que el desagüe de tu ducha se atasque. Además de los tips diarios a tener en cuenta, te recomendamos que realices una limpieza periódica con los remedios caseros dados para así quedarte totalmente tranquilo de que las tuberías están en perfecto estado.

Y, si en cualquier momento notas que el desagüe de la ducha está atascado, te recomendamos que te pongas en contacto cuanto antes con un fontanero cualificado. En Internet puedes encontrar muchísimas formas de arreglar tú mismo la avería, pero lo mejor en estos casos es contar con profesionales con formación y experiencia en el sector.